Pagina nueva 1

 

MENU

 

LA ASCENSIÓN

 

La dificultad de escalada de una montaña no siempre se mide por su altura sobre el nivel del mar. Si bien es cierto que es este un factor a tener en cuenta, debido al necesario proceso de aclimatación, también es cierto
qué, por encima de 6.000 metros todo es muy complicado.

Nuestra montaña, el Ausangate, no es de las más altas que hemos escalado, y no por ello está exenta de riesgos. Se trata de una montaña poco frecuentada, poco ascendida (no tenemos constancia de ninguna expedición española que haya coronado su cima).

La ruta elegida para la ascensión es la vía normal, que transcurre por la cara sur. Esta ruta ya está clasificada como técnicamente alta, puesto que exige escaladas en hielo por encima de los 6.000 metros. También existen vías abiertas por las demás caras, todas ellas altamente técnicas.

Una vez iniciada nuestra aclimatación por el mero hecho de haber llegado al campamento base, a 4.430 metros de altitud, lo siguiente que nos propondremos será alcanzar el campo de altura y único campamento intermedio hasta la cima, situado a 5.400 metros.

Ya “sólo” quedará medir nuestras fuerzas y esperar a que, al día siguiente, la montaña nos permita subirla, porque, nosotros ponemos la pasión y la fuerza, ellas, nos dan su permiso...o no.

Después de la cumbre, como siempre, “sólo” queda bajar...

 

 

e-mail: vicente@allimite.org

MENU