ALLIMITE. INFORMACIÓN SOBRE EL DEPORTE DE AVENTURAS

 

MENU

NOTICIAS PRENSA

RHASKI-PEAK  (HIMALAYA  2009)

Las Provincias

ILLIMANI  (BOLIVIA  2008)

20Minutos

AUSANGATE  (PERU 2007)

Las Provincias

Superdeporte

20Minutos

AMA DABLAN (2006)

Los bomberos llevan la
    senyera al cielo

El reto de sobrevivir

Mangueras contra
     el cáncer

ATACAMA  (2004)

Cinco bomberos escalan
    6.000 metros por una
    acción solidaria

Misión cumplida

ALPAMAYO (2003)

La Senyera ondeó
    en el Alpamayo

CHO OYU  (2002)

Un grupo de bomberos prepara el Cho-Oyu

Home page

   

El reto de sobrevivir

El reto de sobrevivir

 
   

Por : Sandra Quintero

Noticias 7 días.-
Viernes, 24 de noviembre de 2006

Vicente Lillo es bombero de profesión y alpinista de vocación. Sus pasos le han conducido este otoño desde el parque de bomberos de Valencia hasta el Himalaya, donde ha luchado por alcanzar la cima del Ama Dablam. En su mente aparecían, como en anteriores expediciones, los niños enfermos de cáncer y sus familias con los que colabora a través de la asociación Bombers per Aspanion.

Desde que tenía 16 años, este bombero valenciano ha tenido dos obesiones: conocer mundo y escalar las montañas más altas. La atracción hacia ellas es inevitable desde su adolescencia. Con 49 años es todo un veterano en el alpinismo y forma parte del proyecto Valencia por las Montañas del Mundo. Su bandera es la de Aspanion, la organización de niños oncológicos que cada día luchan por sobrevivir con el enorme esfuerzo de sus familias. “Cuando la montaña me desafía recuerdo su fuerza para luchar contra el cáncer: ellos me inspiran en estas aventuras”.

Sus pasos le han conducido este otoño hasta Nepal, un país donde se mezclan culturas y religiones como el budismo y el hinduismo. Uno de los mayores problemas fue el exceso de picante en la alimentación autóctona, pero Vicente era la envidia del resto de expediciones españolas “con una reserva de jamón serrano que logró pasar el complicado examen de los aeropuertos”, confiesa entre risas.

Hasta 6.000 extranjeros esperaba este país asiático durante noviembre para ascender sus escarpadas cimas. “Es un país muy creyente con fuertes supersticiones. Un momento curioso fue cuando en el campamento base nos visitó el Lama del último reducto de población antes de comenzar la ascensión. Realizó un ritual mágico para que no tuvierámos problemas y fue algo muy místico, pero aún así la montaña nos dijo que no y una fuerte tormenta de nieve nos detuvo en el intento de ascender a la cumbre”.

El Ama Dablam, o “collar de la madre”, según es conocido por los habitantes de la zona, ofrece una escalada tan bella como arriesgada y esta vez se negó a dejar que Vicente y sus dos compañeros de aventura le vencieran. “Conforme los días pasaban, el tiempo fue empeorando y cuando llegamos al segundo campamento estábamos en medio de una fuerte tormenta con una temperatura de 25 grados bajo cero. Derretimos agua para preparar una sopa caliente y te puedo asegurar que esa noche, con las tiendas tambaleándose, parecía estar en un mundo diferente”. ¿Asustado? Vicente no le teme a la sensación de aislamiento: “¡A mí me encanta y no soy masoquista!”, exclama haciendo gala de un extraordinario sentido del humor.

Al día siguiente resultaba imposible continuar, así que optaron por retirarse. “La montaña estaba cubierta de capas de hielo y los puntos de apoyo para las botas habían desaparecido”. Un sólo resbalón hubiera supuesto la muerte segura.

Esta no es la primera vez que sus pasos conducen a Vicente al Himalaya. El año pasado logró ascender a la cima de Khan Tengri, también en esta mítica cordillera . “Esta cadena de montañas representa ya un sueño cumplido para mí pero sigue siendo todo un reto. Se necesita un largo tiempo de aclimatación antes de comenzar la escalada y 35 dias de expedición se quedan escasos”. De hecho, Vicente se niega a desistir de hacer suyo “el collar de la madre”. En el año 2008 volverá a intentarlo con mejores medio y mucho más tiempo.

  • ¿No se cansa tu familia de que siempre estés “en las nubes”?

  • ¡Qué va, ya lo tienen asumido!Cada vez que regreso ya me están preguntando cuál es la próxima aventura.

De momento esa pregunta ya tiene respuesta: se desarrollará en Perú durante el mes de junio, concretamente en la montaña Huuasangate, de casi 6.500 metros de altura. ¿Por qué ese objetivo? “En Khan Tengri conocí a un alpinista venezolano que me habló de esta montaña como una de las menos conocidas pero de las más atractivas para ser escalada. Creo que seremos los primeros valencianos en llegar a ella”, afirma optimista.

El próximo año se cumple además el décimo aniversario del proyecto Valencia por las Montañas del Mundo, un sueño constante por vencer al desafío de la naturaleza.

  ALLIMITE. INFORMACIÓN SOBRE EL DEPORTE DE AVENTURAS

Copyright © 2000-2009 allimite.org Todos Los Derechos Reservados